Cómo un año sabático en Reino Unido hiz que Mac consiguiese una carrera en una Universidad D1!

Debido a la mucha incertidumbre alrededor de la

próxima temporada universitaria para Otoño de 2020,

hay cada vez más y más jóvenes explorando la posibilidad

de hacer un año sabático fuera de Estados Unidos.

 

Cogerse un año sabático no es una idea nueva o algo que

ha ocurrido desde la llegada del corona-virus.

Hacer un año sabático es una decisión de un joven

estudiante de utilizar el año previo a la entrada a

la universidad por alguna razón en especial.

Es una decisión muy personal pero generalmente se basa

en el deseo de conseguir dos cosas - convertirse

en mejor persona y mejor jugador. Elegir la opción de realizar un año sabático fuera de casa es probablemente una decisión de un alto nivel de madurez ya que hace que el joven estudiante - jugador salga de su zona de confort y a su vez, es una excelente preparación para lo que le espera en la vida universitaria. Al decidir hacer un año sabático con un componente futbolístico, permitirá al jugador entrenar a tiempo completo en un ambiente intenso y mejorar su juego mientras continua su preparación para su decisión universitaria final.

 

Recientemente, nosotros, nos hemos sentado con Mac Nagger para que nos haga una valoración de cómo este año sabático en UK ha impactado sus oportunidades de hacer su sueño realidad, el sueño de jugar en una D1 universitaria. Mac utilizó su año sabático para mejorar sus habilidades futbolísticas y ahora juega para el Iona College.

 

Nacido y crecido en NJ, Mac empezó jugando al futbol de bien pequeño, sintiendo bien pronto amor por este deporte. Mac siempre busco tener mejor entrenamiento, y su amor por el fútbol pronto se convirtió en una pasión para conseguir el más competitivo ambiente  futbolístico que podría encontrar. Como defensa, Mac disfrutaba teniendo un rol de líder y dirigiendo a su equipo a nivel estratégico. Mac consiguió tener una excelente y exitosa carrera futbolística en la educación secundaria y jugó también en uno de los clubes más prestigiosos de su área, la Match Fit Academy. Este éxito solamente hizo que Mac tuviese deseo de más, siempre quería algo más que le hiciese mejor.

 

Mac consideraba como su objetivo final el de jugar a fútbol a

nivel universitario y pasó mucho tiempo visualizando e

imaginando cuál sería la mejor escuela.

Empezó a planificar su futuro y, en su año de Junior escogió

15-20 escuelas que tenían los requisitos académicos y

atléticos que quería. Mac quería encontrar el equilibrio perfecto

entre sus objetivos académicos y futbolísticos y encontrar

el nivel adecuado al que poder formarse para desarrollar

su potencial.

 

Durante el año de Senior en la enseñanza secundaria, Mac se dio cuenta de que quería tener una mejor comprensión de qué retos y sacrificios debía acometer para tener éxito a ese nivel. Nunca había vivido fuera de casa y se dio cuenta de que iba a tener que salir de su zona de confort para hacer sus sueños realidad. Afortunadamente para Mac, su talento en el campo hizo que muchos entrenadores centrasen su atención en él, y recibió ofertas de diferentes programas universitarios. Finalmente, creyó que no estaba todavía preparado para aceptar uno de ellos. En ese punto, Mac decidió explorar lo que supondría hacer un año sabático y cómo podría prepararse mejor para su futuro.

 

Como todos los aspirantes a futbolistas del mundo, Mac había admirado la idea de jugar en Reino Unido. Era fiel seguidor del Chelsea, le encantaba ver los partidos de la Premier League y la habilidad de los diferentes jugadores ingleses para tener éxito a través de su sistema de clubes. Buscó en google “Oportunidades para acceder a una academia internacional en Reino Unido” y centró su interés en buscar cuál era la que más se le adaptaba. Tomó la decisión de que un año sabático le serviría para crecer y desarrollar un alto grado de comprensión de cómo es un ambiente profesional. Todo ello mientras trabajaba hacia su objetivo final, el de jugar en un programa D1.

 

Durante su año en el extranjero, Mac sabía que tenía que usar su tiempo sabiamente. Inmerso plenamente en fútbol y 100% comprometido a dar el máximo en su esfuerzo, disfrutó de la camaradería y de la constante exigencia de dar el máximo en su fútbol contra equipos de alto nivel competitivo. Estuvo todo el año fuera de su zona de comfort tanto dentro como fuera del campo. Inicialmente le costó adaptarse al vocabulario futbolístico internacional, a la diferente zona horaria y a tener su familia lejos, pero poco a poco fue adaptándose y su liderazgo personal creció.

 

La experiencia de Mac le cambió la vida. El tener la oportunidad de jugar en St Georges Park, la casa de la FA inglesa y tener la oportunidad de ver partidos profesionales y partidos internacionales casi todas las semanas fue lo máximo para este joven chico salido de New Jersey. Fue capaz de comprobar la pasión y la profesionalidad diaria de los jugadores como él y en los que quería convertirse.

 

Mac continuó creciendo sus relaciones con las universidades de vuelta a casa. Creó un video con los partidos que había jugador en el Reino Unido y mantuvo a los entrenadores al tanto de la creciente velocidad de su desarrollo futbolístico. Su consejero en le ayudó a enfocarse en que es lo que finalmente quería y apareció claramente que Iona College en NY era la escuela que quería elegir. Mac hizo que sus vacaciones de pascua en casa se convirtiesen en una visita a la universidad. Esa visita se convirtió en una decisión, una de la que nunca se iba a arrepentir.

 

Ahora entrando en su año de Sophomore en Iona, Mac mira atrás en su experiencia y siente que ese año fuera de casa fue crucial para su desarrollo mental y su preparación física. Contribuyó constantemente en el equipo en su año de Freshman y se coronó campeón del MAAC. No hay duda de que será uno de los hombres más importantes tanto dentro como fuera del campo en los tres años que le quedan en el Iona College.

 

Cada camino es único para los diferentes jugadores. El consejo de Mac para los jóvenes jugadores es que creen su propio camino. Nunca tiene porque ser el camino que todos esperan que tomes.

 

Empieza tu camino hoy con International Development Academy contactando nuestro director de recruitment, Patrick Robertson, en recruitment@internationalda.com.